Cura civil para la democracia corrupta

Cura civil para la democracia corrupta

Campos electromagnéticos de las antenas

Una antena de 170 pies de altura, símbolo del progreso material, del avance de las comunicaciones, trae consigo la contaminación del ambiente y el riesgo a la salud del vecindario.

La Universidad de Wisconsin ha llevado a cabo un estudio donde ha tratado de comprobar que los campos electromagnéticos de las antenas de comunicación para celulares no afectan el ADN de los individuos ni provocan tumoraciones cancerígenas en la población.

No obstante, numerosos estudios apuntan que la radiación electromagnética tiene efectos en el sistema nervioso, especialmente en el sistema nervioso central, en el sistema inmunológico y es capaz de romper las cadenas de ADN provocando cáncer.

El desarrollo de condiciones de cáncer va en función del nivel de exposición a la radiación, en función de la predisposición a condiciones física hereditarias y de la predisposición genética. Factores como la contaminación del aire, los pesticidas y herbicidas en los terrenos y otros tipos de radiaciones que aumentan el nivel de la radiación emitida por la antena. Por lo tanto, aumenta el riesgo en gran medida a la población humana

La colocación de antenas en lo alto del cerro es uno de los escenarios más deseables para las compañías de comunicación porque afirman que la radiación disminuye y se atenúa en el perímetro a causa de la distancia. No obstante la radiación es existente y perjudicial. Sus efectos nocivos sobre la población se verán a largo plazo.

La legislación federal y local permite unos valores tolerantes de radiación. pero las recomendaciones que proveen varios estudios se han ignorado porque el capital, con la ayuda legal de los legisladores e instituciones de gobierno, ha torcido los valores legítimos de radiación tolerables y seguros para la población.

La Desobediencia Civil

Creo debemos utilizar varios párrafos para ilustrar a nuestros lectores sobre lo que la desobediencia civil es. Primeramente es un acto pacífico (activo o pasivo) de una población o sus representantes de no acatar una ley o un reglamento derivado de ella. La ley no se acata, no se obedece, porque en su fondo es inmoral, ilegítima e injusta. Es una ley que favorece al capital depredador en perjuicio de los intereses vecinales.

En segundo lugar los desobedientes civiles tienen la claridad de que esa ley que se desafía, está investida de autoridad legal ya que ha sido aprobaba, firmada y promulgada por los poderes gubernamentales, los poderes del estado. Evidencian los desobedientes civiles estar listos para afrontar, con dignidad, el castigo que acarrea su transgresión. El desobediente civil no se considera una víctima del castigo de la ley infringida ni permite que otros le consideren víctima del sistema. Por el contrario, cree que es un privilegio sufrir por causa de la justicia y es aquí donde reside su dignidad.

En tercer lugar, los desobedientes civiles buscan que con sus actos de no acatar una ley o reglamento, se concientice a la población para lograr su respaldo, buscan que los capitalistas desistan y abandonen su negocio depredador y buscan que los legisladores enmienden las leyes injustas e inmorales. La búsqueda final es por la salud, bienestar y seguridad de la comunidad o pueblo que se ha levantado en desobediencia civil.

En cuarto lugar, la desobediencia civil, al no usar la violencia sino la resistencia pacífica, demuestra no aspira derrocar al gobierno ni a subvertir el orden. Aspira a llamar la atención hacia lo que es justo y racional. Busca rescatar la democracia de las manos depredadoras y politiqueras y dejarla fundamentada dentro de los parámetro de justicia, legitimidad, moralidad y el bien común como debe ser.

Compártenos en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Más para Leer

La Barriada de Los Bohíos

Para 1846 existía, a un par de bloques de la plaza de recreo, un conglomerado poblacional muy pobre con el nombre de

Pepe Beniquez

José Julián Beníquez

Ancestros Paternos y Maternos «El Negro Pepe» Este destacado atleta, deportista y ciudadano pepiniano abrió sus ojos por primera vez a las

Deja un comentario

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

©Copyright 2019.Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Alojado por Directorio.WebDedicado.com