Factores detrás la Fundación del Pepino

Categorías: Historia.

El término partido nos llega como una de las instancias administrativas utilizadas por el gobierno español en la península ibérica.  Temprano en la colonización,  Puerto Rico es dividido en dos grandes partidos:  Partido de Caparra (Puerto Rico) y Partido de San Germán… La primera connotación del término es partir, segregar o  deslindar un territorio en partes con fines de administración gubernamental. Es un vocablo eminentemente territorial, jurisdiccional y demarcatorio. En el Puerto Rico colonial se admitían tres clases de jurisdicciones: ciudades, villas y lugares.  Estos términos entrañan, además de una demarcación territorial definida, una cantidad de población dada y cierto tipo de gobierno local con más o menos poderes de gobierno propio.

Las ciudades y las villas se establecían en un comienzo, por la petición de por lo menos 50 vecinos propietarios.  Podían tener ayuntamiento con consejos o cabildos para dirigir y administrar todos los asuntos locales que tuvieran que ver con finanzas, justicia, regulación económica y reglamentación de la seguridad en manos de las milicias urbanas.  Estos son los casos de San Juan, que fue villa al comienzo y luego ciudad, mientras que San Germán permaneció como villa desde sus inicios.

Los lugares o sitios, que por lo general eran pequeños núcleos poblacionales,  al convertirse en unidades administrativas autorizadas que respondían directamente al gobernador, obtenían una jurisdicción territorial propia con el nombre de partido y un tipo de gobierno llamado tenencia a guerra. Según las investigaciones históricas con relación a este asunto, la tenencia a guerra era un gobierno principalmente militar dirigido por un teniente con funciones de ejecutivo y de juez, que intervenía en asuntos de menor cuantía.  Era asistido por una Junta de Visitas o Vecinos que tenía funciones legislativas menores compuesta por vecinos propietarios fundadores.  El teniente a guerra estaba obligado a organizar las milicias urbanas, encargadas de velar por la seguridad y ayudar al ejecutivo en la implantación de los reglamentos.

Factor Político – Económico 

Dotar a un lugar de una jurisdicción propia era el inicio de cierto grado de autonomía,  de gobierno propio local.  El rango de villa otorgaba más competencias para administrar los asuntos locales siendo la ciudad el tipo de gobierno local con mayores competencias administrativas. El control político del nuevo partido en manos de los vecinos propietarios era el factor que aseguraba obtener privilegios y ventajas que favorecieran sus capitales.

La actividad económica de los hatos no era tan compleja que requiriera una administración tipo partido.  Pero el incremento de la inversión y de las actividades agrícolas, por ser más complejas, precisaban de un gobierno local que asegurara cuatro cosas:

  • Aseguraba la inversión del capital y las ganancias de los vecinos propietarios fundadores mediante la protección directa del gobierno de la colonia.  Muchas veces los vecinos propietarios, ostentando el poder en sus manos, utilizaban sus privilegios para la treta, el engaño, la extorsión y el soborno con el fin de incrementar sus capitales.
  • Aseguraba el sostenimiento  de la administración del partido mediante repartos (contribuciones).
  • Aseguraba los capitales de los inversionistas, que aunque ausentes, eran administrados y protegidos por el teniente a guerra y la plana mayor del gobierno local.
  • Le aseguraba al gobierno central de la colonia la imposición y cobro de los diferentes impuestos y contribuciones que vendrían de las inversiones los inversionistas ausentes como de los vecinos propietarios fundadores y de los trabajadores.
The following two tabs change content below.

Eliut González

Etnohistoriador y escritor pepiniano. Su literatura mayormente trata de El Pepino y su quehacer. Ha hecho estudios en Teología, Estudios Sociales, Educación, Medicina e Historia de Puerto Rico, el Caribe e Iberoamericana. Es el autor de La Etnia Cultura Pepiniana, La Fundación de las Vegas del Pepino y de El Grito de Indignación (Las Partidas Sediciosas). Ha fundado y sostenido el Seminario Teológico Panamericano. Ha escrito libros en el campo de la Teología y de los Estudios Bíblicos. Algunos temas son El Eterno Propósito de Dios y la Doctrina de los Apóstoles. Ha hecho obra misionera y apostólica en Centro América y en las islas del Caribe. Ha enseñado en la escuela pública y privada, en universidades y en escuelas de Teología. Está retirado parcialmente pero sigue activo son sus investigaciones y sus prédicas.

Últimas Publicaciones de Eliut González (ver todo)

Pages: 1 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *