Desarrollo del Teatro

Alrededor de los años de 1925 al 1930, parece que surge un movimiento para revivir el arte de la representación teatral. En una semblanza de Joaquín Oronoz Font, que apareció en el anuario de las fiestas patronales de 1972, escrita por Patria Latorre, nos dice sobre el señor Oronoz; “Joven de gran sensibilidad, de gran imaginación para la combinación escénica, actor por naturaleza, decide revivir en San Sebastián el interés por el teatro de aficionados que con talento local habían dirigido en épocas anteriores el Doctor Cancio y el Señor Agustín Fernández. Al efecto bajo la dirección de Sr. Oronoz, se organizo la Sociedad Benéfica Lírico recreativa de San Sebastián que ofreció veladas artísticas en nuestro pueblo y en Aguadilla. Gran éxito artístico tuvo este espectáculo que contribuían a satisfacer necesidades anímicas de Cucan: sus afición artísticas, ya de director o actor y su gran interés por el embellecimiento de su pueblo.”

Después de esta época que relatamos en el párrafo anterior y hasta 1950, no tenemos datos sobre el desarrollo del teatro en el Pepino. Pero no dudamos que durante esos años se hiciera al35 guna clase de teatro en el Pepino. En esta época las veladas artísticas, las representaciones religiosas de la iglesia y de los grupos literarios eran muy comunes en Puerto Rico y San Sebastián no tenía por que ser la acepción. En el anuario de las fiestas patronales de año 1951, Ramón Padró Quiles, escribió un artículo titulado Las Fiestas de mi Pueblo, y nos dice: “Se preparaban cuadros alegóricos de gran significación que eran presentados en uno de los lados de la plazuela que quedaba frente al atrio de la iglesia”. Y en un artículo del anuario de 1953, titulado Recuerdos del Pasado y firmado con el seudónimo de Zaragata nos dice, “El laso de Unión, con sus grandes bailes y representaciones teatrales..”

La información que suministraremos desde 1950 hasta el presente, es producto de yo haber sido parte de ese desarrollo teatral de mi pueblo. Alrededor de los años cincuenta, se inicia un nuevo interés por el teatro en San Sebastián. Se pone de moda el representar obras de teatro en los actos de graduación de las escuelas públicas en nuestro pueblo. En el 1951, la clase graduanda de noveno grado de la escuela Narciso Rabell Cabrero, monta la adaptación para teatro de la novela de Alejandro Pérez Lugin, La Casa de la Troya. Para el año 1952, y en el cine Mislán, la clase graduanda de cuarto año de la escuela superior (La high, como decíamos en esa epoca) monta para sus actos de graduación, la zarzuela La del Manojo de Rosas, de Pablo Sorozábal, En 1953 y siguiendo con la tradición de montar un espectáculo teatral en los actos de graduación, los graduandos del cuarto año, se deciden por otra zarzuela, Agua Azucarillo y Aguardiente, de Chueca y Valverde. En 1954, se dejan a un lado las zarzuelas, y el mismo grupo que monto en 1951 la obra , La Casa de la Troya, monta ahora la obra de los Hermanos Alvarez Quintero, Amores y Amoríos. En el año 1956, surge un curioso grupos teatral en nuestro pueblo. Estaba formado por un grupo de aficionados que, en su mayoría, eran estudiantes de la Universidad de Puerto Rico y el Colegio de Mayagüez. Solamente uno de ellos era estudiante de teatro y se reunían los fines de semana en el Pepino o en Río Piedras, para ensayar. El grupo se llamó, Circulo Teatral Pepiniano, y estaba integrado por Narciso Rabell Méndez, Angel Rivera Salas, Lilliam Cordovéz, Ismael Castillo, Willian Benet, Salvito Rabell, Antonio (Chomo) Frontera, Aida Luz Navas, Cuca Soto Rico, Oscar Olivencia y el niño Ronald Méndez Clark.

Este grupo se extreno montando una obra de teatro de envergadura, se fajaron con la obra de el puertorriqueño Fernando Sierra Berdecia, Esta Noche Juega el Joker, todo esto ocurrió en el cine Gloria en el año 1957. Un año después, en 1958, hace lo que se considero el logro mas grande en la breve historia de el teatro en el Pepino, montan la obra inédita de el Dr. Cesario Rosa Nieves, Norka, obra que fue premiada por el Ateneo de Puerto Rico, en el 1957. Esta fue la primera representación de esta obra, y se extreno en el cine Mislán, con la presencia del autor de la obra, el día 21 de febrero de 1958. La puesta en escena la dirigió Antonio Frontera. En 1959 este grupo monto la comedia ligera de Narciso Rabell Méndez y Roberto Vélez Toro, Fantasía Parisien, en el teatro Mislán. Esta vez la obra fue dirigida por Angel Rivera Salas y Narciso Rabell Méndez, pues el director regular del grupo, Antonio Frontera, se encontraba sirviendo en el ejército de los Estados Unidos de Norteamerica. Después de esta presentación el grupo se disolvió pues algunos de sus miembros terminaron sus vidas estudiantiles y otros se fueron al mundo de el trabajo y no podían reunirse para ensayar. En 1960, Frontera reorganizo el Circulo Teatral con estudiantes de escuela superior mientras enseñaba en la Narciso Rabell. Ese año monta en el cine Gloria, la revista musical Tres Estampas Pepinianas, siendo el niño Ronald Méndez, el único de los antiguos miembros del Circulo que participa en la producción. Al terminar el año escolar el grupo se disuelve, pues Frontera, es nombrado el primer maestro de teatro, del recién creado programa de Teatro Escolar de el Departamento de Instrucción Pública, en el vecino pueblo de Mayagüez.

The following two tabs change content below.
Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco. Creador de la tirilla Filito publicada durante quince años en el diario Nuevo Día y diarios de países de habla hispana en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Autor de doce libros entre los que se destacan Filito at Large, Filito el Libro, Diccionario Real de la Lengua, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV y Bendiciones Cristianas Vols I-II.

Últimas Publicaciones de Lionel Valentín Calderón (ver todo)

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas