Central Hacienda La Fe

Central Hacienda La Fe

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

IEDU- Don Juan Bautista Echeandía y su esposa Isabel Mendoza, llegan a San Sebastián procedentes de Venezuela con 5 hijos en el 1823. Arrendaron una finca de 240 cuerdas por 4 años. Entre los hijos de Juan Bautista se encuentran Cecilio, Agustín (posible hijo) quien aparece en 1836 como labrador en la lista de emigrados domiciliados en Pepino.

En 1878 Don Pedro Antonio Echeandia Medina y don Víctor Martínez compraron la finca de Bahomey. En 1897 Víctor Martínez vende su mitad a Pedro Antonio, quien estaba casado con Doña Emilia Vélez y Rivera y tuvieron 7 hijos. Cecilio Dámaso, Susana Candelaria, Pedro, Francisco, Rita Emilia, Evarista Generosa y Wenceslao. En el 1907, Don Cecilio Dámaso Echeandia y Vélez, quien nació el 11 de diciembre del 1862 en el barrio Cidral de San Sebastián; y quien se casó con Doña María Marciana Font y Feliu en el 1897, adquiere de su padre mediante permuta por otras dos fincas, la finca de Bahomamey, la cual fue llamada La Fe por Don Cecilio.

En el 1922 Pedro Antonio Echeandia Font, hijo de Don Cecilio, compra la finca a su padre y en el 1929, se la arrienda por 10 años. Don Cecilio muere en el 1936. La Hacienda La Fe mantuvo operaciones hasta el 1942.

Luis Ferreras Pagan: Biografía de la riqueza de Puerto Rico, tomo I, Tipografía de Luis Ferreras Pagan, 1902. p. 45

Más para Leer

Minerales de San Sebastián

Los cimientos del pueblo lo compone en su gran mayoría la formación geológica tipo San Sebastián, que descansa inconformemente sobre una superficie

Antiguo Hotel Juliá del Pepino 1902

Etapas en la Fundación del Pepino

Etapa Precolombina: Bajo los auspicios del Instituto de Cultura Puertorriqueña se han llevado a cabo algunas exploraciones arqueológicas en suelo pepiniano con

Suelos del Pepino

Existen dos tipos de asociaciones de suelo en las alturas calizas de esta región. Son la asociación Colinas-Soller y La Roca caliza

Deja un comentario